Carta a las pequeñas diásporas.

PequenaDiasporaDrawing3

Probablemente no recuerdes el día que cruzaste la frontera de Venezuela en el viaje que trajo a tu familia a tierras lejanas. Quizás estuviste de contrabando,cómodo, en el vientre de tu madre, mientras ella pasaba la aduana de Cúcuta, Miami, Madrid o Australia. A lo mejor hayas olvidado los sollozos y abrazos interminable de tus padres con tus abuelos en el aeropuerto.  Muy seguramente, si les preguntas a tus padres, te darán un recuento completo de lo que pasó ese día. Lo importante es ahora que estás en otras tierras, con sonidos, olores y sabores distintos. Estarás comenzado un nuevo grado en otra escuela. Seguro ya dominas ese otro idioma mejor que tus viejos, o casi sin notarlo estás hablando con acento panameño, chileno, peruano o argentino. A lo mejor en tu subconsciente, estarás haciendo lo posible por encajar en este nuevo ambiente, y poco a poco se ira desvaneciendo en tu presente lo que puedes recordar de Venezuela más allá de la comida, la música y las celebridades del momento.

No te preocupes, tarde o temprano, la curiosidad va a tocar a la puerta, bien sea porque querrás satisfacer alguna duda o porque alguna noticia de este mundo tan globalizado te va a hacer googlear algo sobre tu país. Muy probablemente en algún momento de tu vida te vas a hacer la gran pregunta: “De dónde vengo”. Hay una frase, muy cliché, que reza “Debemos saber de dónde venimos para conocer a donde vamos”; expresión que es usada cuando se desea inculcar el sentido de identidad. Más allá del sentido de la frase, lo importante es comprender el origen de ese carácter <<echado pa’lante>> de tus padres a quienes miras llegar cansados al final del día, después de trabajar en algo que a lo mejor no era lo que desempeñaba en Venezuela.  O entender esa resiliencia que te come por dentro y te lleva a saltar obstáculos y procurar resolver los problemas que se te presentan en la vida. Algunos te dirán que tu personalidad es igualita a la de uno de tus padres o tutores, o de tu tío Francisco, “ese que nunca conociste y que murió joven”. ¡Se te salió el Gonzalez! te recalcaron en algún momento. Mucho tendrá que ver el modo de cómo te educaron, qué experiencias has tenido, etc., o de la forma como tus abuelos educaron a tus padres, los padres de tus abuelos a tus abuelos, en realidad es bien complejo. Pero de algo sí debes estar seguro: que en toda esta línea de razonamientos  sobre lo que eres y puedes llegar a ser, hay un elemento común. Ese elemento común es la historia y la cultura de Venezuela. Un país está fundado sobre los modelos mentales que se construyen en la narración de su historia. Modelos de héroes y personajes notables, luchadores que poco a poco van convirtiéndose en nombre de calles y escuelas o bustos manchados por palomas en las plazas de los pueblos. Es sobre esos héroes que deseo hablarte.

Este proyecto busca despertar tu curiosidad, intentado rescatar la memoria de los héroes que se quedan en las plazas y calles de la patria que dejaste,  poner en tu maleta de vida referencias que te sirvan de motivación y ejemplo, y que puedas sacar de tu equipaje emocional como herramientas en tus luchas, para que te ayuden un poco a entender los fracasos y asumir con humildad los triunfos. La idea es que conozcas los motivos, que subyacen inconscientemente, en los valores y principios que tus padres que en medio de tantas angustias desean transmitirte.  No pretendo dar clases de historia, porque primeramente no soy historiador, pero como padre,  tío o adulto amigo, busco alimentar tu curiosidad, y presentarte lo poco que pude investigar y recordar de los cuentos de viejos maestros y libros amarillentos de la infancia, esperando que  emprendas un viaje guiado por tu propia curiosidad. Cuentos que tal vez puedas usar para conectarte con tus viejos y reconstruyas un poquito de la patria que crees lejana pero que vive completa en el corazón de ellos y en el tuyo también. Espero que el viaje sea ameno y que algo quede.

Dedicado a Sergio, Álvaro y Sebastián.

“Copyright (c) Francisco Alcalá – All Rights Reserved.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s