Francisco de Miranda. El Venezolano Universal.

“El tamaño de tu éxito será del tamaño de tu esfuerzo”, Francisco de Miranda

Miranda

“Miranda en La Carraca”, de Arturo Michelena

Si le preguntas a algún adulto que, sin googlear, te diga las tres cosas que sabe sobre Francisco de Miranda, probablemente te responderá que fue el precursor de la independencia, que fue quien ondeó la primera bandera tricolor y que murió preso en la Carraca. Hay mucho de cierto en estas respuestas, sin embargó, Francisco de Miranda tuvo una vida fascinante, llena de aventuras, viajes, intrigas y drama, digna de las mejores producciones de Hollywood o Netflix.

Una de las formas como te puedes enganchar con la historia de un grande como Miranda, es buscando elementos comunes de tu vida con la del héroe, quien sabe, a lo mejor encuentres algo del personaje en tu propia experiencia. Para darte un ejemplo de cómo puedes hacer este ejercicio, voy a comenzar con una pequeña trampa. Primeramente, Miranda es mi tocayo, así que compartir nombre, te puede servir como punto de partida, pero si no eres tocayo de nombre o apellido, a lo mejor nacieron en la misma ciudad, o tu escuela o pueblo había una calle o plaza con su nombre o quizás vive ahora en una de las ciudades que Miranda visitó, inténtalo de seguro algo encontrarás. Segundo, Miranda salió de Caracas a los 20 años, tal vez no tan joven como tú, pero fue el momento de su vida, con el apoyo de su familia entendió que las condiciones de la sociedad en la provincia de Venezuela de 1771 no le darían la oportunidad de desarrollar su potencial y alcanzar sus sueños, tal como lo hayan pensado tus padres antes de tomar la decisión de emigrar. Personalmente, y creo que hasta allí llegó con el paralelismo, era la fascinación que tenía con los libros y la educación. Miranda estaba tan obsesionados con su biblioteca, que acarreaba entre 300 a 600 volúmenes en su equipaje de viaje, perdiéndose y recuperándola, resultado de haber estados tras las rejas, múltiples veces, resultado de las aventuras y desventuras de su vida.

Sebastián Francisco de Miranda y Rodríguez de Espinoza, nace en Caracas el 28 de marzo de 1750, hijo de comerciantes que no formaban parte de la clase socialmente dominante, situación que no le avizoraba un futuro fácil. El joven Francisco partió de la provincia de Venezuela a los 20 años. Fue a España con la intención de servir como militar a la Corona, desde donde viajó Caribe y las Antillas, cuando después de haber apoyado a la independencia de los Estados Unidos en la batalla de Pensacola, fue acusado de una variedad de crímenes, entre los que destacaba la posesión de libros prohibidos por la inquisición, se vio forzado a huir a los estados unidos, y ser testigo de primera mano de los comienzos de la democracia norteamericana. De allí partió a Inglaterra, desde donde emprendió lo que se conoce como el Gran Viaje. Un periplo de 4 años cuando se desplazó por Europa y Rusia haciendo una gran amistad con la Zarina Catalina II quien lo protegió y financió parte de su viaje facilitando la huida de los españoles que continuaban en su afán con apresarlo. Al final del gran viaje, regresar a Inglaterra, donde estableció su casa y formó su Familia con Sarah Andrews y convirtiéndose en padre de dos Hijos Leandro y Francisco. Miranda se relacionó social y políticamente con los personajes más importantes e influyentes de su tiempo, compartiendo continua correspondencia con Catalina II La Grande, Emperatriz de Rusia, George Washington , Thomas Jefferson, Alexander Hamilton , etc.

Miranda participó activamente en los sucesos más relevantes del siglo dieciocho, como la independencia de los estados unidos, la revolución francesa en la que fue Mariscal de campo y también sufrió persecución y cárcel en el transcurso de la misma evolución. Si vas a Francia, podrás ver “Miranda” grabado en el Arco del Triunfo de París.

Francisco de Miranda, durante casi 30 años preparó y sembró las primeras semillas que llevaron a la independencia hispanoamericana, razón por la que se conoce como el precursor. Regresó a la provincia de Venezuela en 1810 y fue el líder militar y político de lo que conocemos como la primera república. Fueron tiempos muy duros, en parte su personalidad y el hecho de ser un desconocido por sus compatriotas tras haber permanecido fuera por tanto tiempo, más una variedad de otros factores políticos y sociales, hicieron imposible la cohesión de los criterios necesarios para la fundación de una república sólida. Después de capitular ante el General Monteverde quien era el líder de la expedición española encargada de apagar el movimiento independentista, Miranda fue detenido y entregado a los españoles por alguno de sus subalternos, entre quienes se encontraba Simón Bolívar. Un dato curioso que se registró la noche que fue capturado, es una frase que vociferó mientras salía de la habitación de donde fue capturado: “¡Bochinche, bochinche! Esta gente no es capaz de hacer sino bochinche”. Posteriormente es enviado a la prisión de la Carraca en Cádiz, España donde murió en 14 de julio de 1816.

MirandaArco

Miranda en el Arco de Triunfo en París

Haciendo un ejercicio de  imaginación más o menos equivalente a la vida de nuestro héroe ,con la historia  reciente, pregúntales a tus padres, abuelos o algún otro adulto, si saben de algún venezolano, que haya sido comandante en la invasión de Normandía (Segunda guerra mundial), participado en la caída del muro de Berlín, y las protestas de la Plaza de Tiananmén en China de 1989 y de paso hubiese conocido personalmente a Gandhi, Mandela, Martin Luther King , Churchill, amigo de la princesa Diana y que escribiese en español, francés, inglés, alemán , ruso e italiano. Seguro la respuesta será negativa, un personaje como Francisco de Miranda no son muy comunes en la historia de las naciones.

Francisco de Miranda dejó un extenso registro documental en donde relata sus diario de viajes, sus experiencias durante la revolución francesa, y las negociaciones para lograr la independencia de Hispanoamérica, además de una masiva comunicación postal de corte familiar y político, que ha permitido a muchos historiadores escribir infinidad de ensayos y biografías que relatan los detalles más íntimos de su vida, su pensamiento y la vida política y social de su tiempo, entre las que se destaca es la escrita por Mario Picón Salas, “Miranda” y una de las más recientes y muy amena biografía escrita por Inés Quintero titulada “El hijo de la panadera”.

En Francisco de Miranda destaca una personalidad extrovertida, con una admirable disciplina, tenacidad, curiosidad y pasión por la literatura y el conocimiento, valores que de seguro le abrieron muchas puertas y oportunidades. ¿Vez alguno de esos rasgos en tu personalidad?, quien sabe es muy seguro que algo de Miranda viva en ti.

Algunos enlaces que pueden servir para que alimentes tu curiosidad:

Archivos de Miranda en la Academia Nacional De La Historia de Venezuela

Documentos escritor por Francisco de Miranda

Miranda Aventurero de la libertad

Miranda regresa , una miniserie dirigida por Luis Alberto Lamata y producida por la Villa del Cine

Bibliografía.

Picón Salas, Mariano . Miranda. Caracas Monte Ávila Editores Latinoamericana, 1997

Quintero, Inés. El Hijo De La Panadera, Editorial Alfa, 2014

“Copyright (c) Francisco Alcalá – All Rights Reserved.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s